Matemáticas desde y para la vida

portada_matematica
29 septiembre 2014

El Taller de Matemática que realizan cada lunes, hace 3 meses, los estudiantes en práctica de la carrera de Pedagogía en Física y Matemática del Departamento de Estudios Pedagógicos en CREAD Pudahuel de SENAME, se desarrolla con un grupo de jóvenes  desde una perspectiva de una matemática diferente a la tradicional, basada en la construcción de proyectos, a partir de los propios intereses de los integrantes del taller. Esta perspectiva de la educación matemática, la comprende como un proceso de naturaleza sociocultural, que tiene en cuenta que las personas aprendemos mediante múltiples “rutas de cotidianidad, de proximidad, de colectividad y afectividad” (Unzueta, 2012: 179) y que las actividades matemáticas: contar, localizar, medir, diseñar, jugar y explicar son propias de todos los pueblos.

Contar es asociar objetos con números (recurso matemático discreto); localizar tiene que ver con ubicaciones en el espacio (recurso matemático para la codificación y simbolización); medir se relaciona con comparar, ordenar y cuantificar cualidades de los objetos (recurso matemático continuo); diseñar es la acción de desarrollar tecnologías, artefactos y objetos; jugar es una actividad social de carácter diferente en la que existe un acuerdo para “no comportarse normalmente”; y explicar es un recurso matemático que eleva la cognición humana más allá de la simple experiencia con el medio -permite responder al por qué de las cosas (Unzueta, 2012: 180)

En el taller de matemáticas se ha generado consecuentemente, un ambiente de respeto y confianza en el cual toda persona es escuchada y aceptada tal cual es, sin juzgar ni discriminar al otro por ningún motivo. Se aprecia que los participantes se empoderaron de su propio proyecto y establecieron sus propias normas implícitas de convivencia.

El grupo de taller acordó que el proyecto sería vender completos en el Centro para juntar dinero con el propósito de organizar, como comunidad de taller, una actividad cultural que les implicara salir del Centro hacia otros espacios de la ciudad. De este modo, las matemáticas no se trasforman en un aprendizaje en sí mismo, carente de realidad sino que responde a un diálogo entre necesidades cotidianas y saberes populares con el corpus disciplinar, con el propósito de abordar problemas centrales que enfrentan los sujetos en las sociedades, en este caso, el aislamiento y encierro en el que deben vivir los y las jóvenes.

La venta de completos se constituyó en una posibilidad para que los chicos y chicas comprendieran que las matemáticas también pueden ser una herramienta para lograr metas, en pos de mejorar sus condiciones de vida. Para ello, aprendieron a realizar encuestas, tabular resultados, representarlos a través de gráficos, analizar los resultados, tomar decisiones, hacer presupuestos, entre otros. Así, el aprendizaje de la matemática se realiza en “un diálogo de saberes que responde a la realidad, necesidades y expectativas de todos los participantes; el que se construye mediante la colaboración y cooperación del colectivo” (179). Por su parte, la actividad potenció que se dieran cuenta que con un proyecto tan simple como una venta de completos eran capaces de  llevar a cabo metas y propósitos colectivos, a través de su compromiso, compañerismo, rigurosidad  y trabajo en equipo bajo un mismo objetivo.

El proyecto  consistió en ir al cine, para compartir, divertirse y conversar sobre qué les había parecido el taller y qué les gustaría seguir haciendo en lo que queda del año.

Este proceso, fue tanto para ellos como para el equipo de practicantes, muy significativo, ya que se visualizó el cambio de actitudes y crecimiento personal en cada uno de los integrantes y se comprobó que todos tienen algo que aportar, que todos tienen ganas y esperanza de luchar contra las adversidades para lograr cumplir sus sueños.

La salida se realizó el día lunes 15 de septiembre en el mall Arauco Maipú con una cantidad de 4 jóvenes del Centro más el terapeuta Eliazar Luna. No asistieron los otros 2 jóvenes, pues uno fue trasladado a otro hogar, y otra hizo abandono del Centro unos días antes.

La salida fue todo un éxito, tal como lo pensábamos, fue una instancia donde los y las  jóvenes reflejaron el respeto y cariño que hemos ido construyendo juntos durante el taller y gozaron el haber hecho realidad un proyecto conjunto, donde el aprendizaje de las  matemáticas tuvo un sentido posibilitador de nuevas realidades.

Lo que se tiene que lograr en el aprendizaje enseñanza de la matemática… es la inmersión; demostración; expectación; concientización; responsabilidad; buena actitud; aproximación y humanización; aplicabilidad; retroalimentación; interacción y comunicación; acción en comunidad; metacognición; ejemplificación; estrategias de aprendizaje y enseñanza complejas; participación, cooperación y colaboración; contextos múltiples; interés y motivación; creatividad.(Unzueta, 2012:187)

Revísalo también en DEPuchile.cl

Publicado por